Thursday, May 03, 2007

Oiga Chino!

Gracias al comentario de una estimada colega bloguera, estuve pensando el otro día sobre un grupo de gente que se hace cada vez más común en nuestros barrios, sin que nosotros, como muy a menudo hacemos, nos preguntemos siguiera cómo llegaron hasta aquí… me permito referirme a algunos artículos de varias fuentes:

Estos 2 reportes de la capitanía del puerto de Puntarenas son los 2 primeros registros del ingreso de estos asiáticos:

"22 de mayo, 1855. Este día fondeó el Bergantín Sardo Rostand procedente de Panamá, con 12 días de travesía. Entre sus pasajeros llegaron 32 chinos para la Hacienda El Lepanto. JBD Iriarte, capitán de puerto".

"31 de enero, 1873. Ayer fondeó en este puerto procedente de Macao y con escala por arribada forzosa en Honolulu, el vapor italiano Glensannox de 1251 toneladas, con el capitán Dominico Capello con 54 individuos de tripulación, inclusive médico intérprete y 73 días de mar. Trae 653 trabajadores chinos y 1531 bultos de carga. C. Escalante, capitán de puerto".


Respecto al número de personas de origen chino en Costa Rica, no se pueden dar números exactos por varias razones: la migración comenzó con la traída de trabajadores contratados en Panamá en 1855 para trabajar en labores agrícolas; luego se trajeron en 1873 para la construcción del ferrocarril al Atlántico, y de nuevo el Gobierno de Costa Rica autorizó la contratación de chinos para la misma obra en 1887. Hubo también migración de chinos en forma independiente (no contratados por compañías) y puede decirse que, a pesar de las severas leyes migratorias
que prohibían su ingreso al país, la migración continuó sin interrupción y se mantiene aún en el presente. Muchas familias de origen chino pueden contar ya al menos cuatro o cinco generaciones; en muchos casos los apellidos chinos han desaparecido por los matrimonios con costarricenses no chinos; en otros, por motivo del cambio de apellidos o la españolización de los nombres chinos; por eso es difícil reconocer quiénes tienen antepasados chinos. Apellidos como Sánchez, Sancho, Sanchún, Quirós, López, Soto, Salazar, Castro, León, Rupuy, hacen dificil la identificación de personas de origen chino.


Los orígenes de los inmigrantes se pueden establecer por las lenguas chinas utilizadas en el país; la totalidad de los inmigrantes del siglo XIX hasta los comienzos de 1970 ha
n sido cantoneses. Los chinos de la región del Pacífico provienen de Chung Shan (región cantonesa muy cercana a Macao). Los chinos de la región atlántica son de otras aldeas y hablan un dialecto diferente al de Chung Shan.

En las últimas décadas ha habido migración desde Taiwán, pero a su vez hay que distinguir a los que son propiamente taiwaneses por varias generaciones y cuya lengua propia es el taiwanés, aunque también hablen el mandarín, y los que son continentales, es decir, los llegados a Taiwán a partir de 1949, con motivo del establecimiento de la República Popular China. En cuanto a los inmigrantes llegados de Taiwán, la mayoría mantiene su nacionalidad china, y en muchos casos no son un grupo permanente porque se trasladan a los Estados Unidos y Canadá cuando obtienen permiso de ingreso a esos países; además, su entrada a Costa Rica es en calidad de residentes rentistas o pensionados dispuestos a realizar algún tipo de inversión en el país. Por esto podemos decir que la comunidad china más antigua es de origen cantonés y más estable que los recién llegados.

También ha continuado la migración cantonesa desde Hong Kong, en alguna medida a causa de los posibles cambios luego de la devolución de esa colonia inglesa a China continental. En mi opinión, esta es la ola más reciente y la que estamos viendo poblar nuestros barrios en la actualidad.

Las razones de la migración china a Costa Rica son las mismas de ese fenómeno migratorio en otras partes del continente. En el siglo XIX la región cantonesa sufrió los problemas sociales causados por las Guerras del opio, el aumento demográfico del siglo XVIII al XIX, particularmente en la provincia de Guandong, en la cual el incremento de población fue de dieciséis a veintiocho millones entre 1787 y 1850, la crisis económica, las revueltas campesinas, las luchas entre las aldeas, el agotamiento y la escasez de tierras en la zona rural, las inundaciones y el hambre.

El deseo de mejorar sus condiciones económicas, y el sueño de llegar a California, donde decían que estaba la montaña de oro, los hizo presa fácil de los contratistas extranjeros que buscaban mano de obra barata para las plantaciones de azúcar en Hawaii, las islas del Caribe, y la construcción de ferrocarriles en distintas partes del continente americano.


La llegada de chinos a Costa Rica en la segunda mitad del siglo XIX produjo curiosidad y las reacciones discriminatorias que fueron usuales en California. El gobierno costarricense dictó leyes que prohibían la entrada de chinos, la primera en 1862, pero sobre todo desde 1896 hasta los primeros años del siglo XX. Tales leyes, abiertamente racistas, discriminaban también a negros, gitanos, árabes, armenios, y cualquier otro grupo étnico considerado como nocivo para el país. La ley que derogó las restricciones discriminatorias contra los chinos fue aprobada el 29 de diciembre de 1943. (para más información, ver este interesante link).

¿Porqué el desembarco en Puntarenas?

Esto era debido a que en muchas ocasiones los chinos eran desembarcados en puertos del continente cuando el capitán del barco lo disponía así, de manera que no les quedaba otra que trabajar y ahorrar dinero, de igual manera que tantos compatriotas suyos en otras regiones del continente americano.

De acuerdo a la historiadora Hilda Chen Apuy, su padre, él mismo un inmigrante, trajo a muchos jóvenes de sus dos aldeas durante los años, y en la memoria de los viejos en Puntarenas estaba el recuerdo y agradecimiento por haberlos traído y ayudado a instalar pequeños negocios que luego crecieron. Según cuentan, en la región de Chung Shan, a Puntarenas la llamaban Puntailin y se creía que era el nombre de un país.


En cuanto al establecimiento de chinos en la región atlántica, ese fenómeno va relacionado con la construcción del ferrocarril y con el posterior desarrollo agrícola de la zona, sobre todo por el inicio de plantaciones de banano y la fundación del cantón central de Limón.

Según el Dr. León Azofeifa, el ingreso clandestino de chinos a la región atlántica de Costa Rica tuvo relación con el traslado de inmigrantes chinos de Hong Kong a Jamaica, y de allí el viaje en barcos de carga a la costa costarricense, en donde desembarcaban en playas poco pobladas. (como lo hacen ahora colombianos, ecuatorianos y algunos nicaragüenses).


La sociedad costarricense no es "blanca", como los costarricenses han querido creer por tanto tiempo; no es 90% descendiente de españoles, como erróneamente dice la propaganda turística costarricense; no es diferente en cuanto al mestizaje al resto de América Central; como una vez me dijo un amigo mexicano, los costarricenses no son blancos sino que "se han blanqueado' o han pretendido que son blancos. Ese auto-engaño ha perdurado en Costa Rica hasta nuestros días. Así se explican las leyes que discriminaban a tantas nacionalidades desde el siglo pasado hasta mediados del presente.

Aclarar que los costarricenses somos una sociedad pluriétnica y pluricultural es importante para tener conciencia de lo que realmente somos.

De ahora en adelante, cada vez que vayamos donde “el chino” pensemos en la historia y todo lo que la persona que está del otro lado del mostrador pasó para estar ahí enfrente a nosotros. Creo que lo mínimo que se merecen es que los llamemos por su nombre (o el que ellos se hayan puesto) y no llamarlos tan genéricamente "chinos", porque de esa forma les estamos quitando su identidad y poniéndolos como un grupo aparte, cuando más bien podríamos aprender muchísimas cosas de ellos, no creen?

6 comments:

Francisco said...

"Y este fué el programa de Escuela para Todos de hoy....


"♪Se va la Escuela,
♫ Se va cantando...,
♪ paparaparara,parara parara,
♪ paparaparara,parara parara,
♪ paparaparara,parara parara,
♫ pararararaaaaaa..... ♫"

Al margen de la broma..excelente investigacion, Carlos.
Muy completo y explicativo el post de hoy.

Y como decia un amigo nuestro...
"Tú te mueles, mae...; preta A, preta A..."

Jen® said...

somos una mescolanza de nacionalidades :)
oh gente mas tonta, hasta bonito es!

GuabaMan said...

Don Chino con respeto por favor.

roche said...

Estoy deacuerdo excelente investigacion, gracias por compartirla

Lou Goubreé said...

En Bogotá, Colombia, se suele usar el "chino" para referirse a cualquier persona (tal vez en el mismo sentido que ustedes dicen "mae" o los argentinos "pibe"); así que a veces allá nos toca aclarar: "un chino pero de la China".

Jaqui said...

Excelente información. Y hasta que no aceptemos la maravilla latinoamericana de provenir de españoles, negros, asiáticos, indígenas y algunos más, no vamos a comprender realmente nuestro ser.