Monday, March 09, 2009

10 razones para abandonar la cristiandad (y cualquier otra religión si me preguntan)

"Muchas de las razones las he comentado anteriormente en mi blog, pero nunca está demás una repasada...

1. El cristianismo se basa en el miedo.
Aunque algunos sacerdotes y pastores digan que el cristianismo se basa en “el amor” (con todo lo debatible que es el término mismo), lo que hacen es ignorar la gran mayoría de enseñanzas cristianas, así como la historia cristiana misma. Durante toda su existencia, el motor que impulsa la cristianidad se ha basado básicamente en el miedo, el miedo a la muerte, y también el miedo al diablo y al infierno. Solo podemos imagina
r lo fuertes eran estas amenazas antes que la ciencia y el pensamiento crítico les robara a los líderes de la iglesia una de sus más potentes armas para inspirar terror. Aún así todavia vemos muchos casos de pastores y sacerdotes usando estas tácticas. Estas no intentan convencer a la gente a través de la razón ni mucho menos a través de la buena naturaleza del individuo. Simplemente usan una de nuestras características más humanas, el miedo y la cobardía.


2. El cristianismo es dehonesto

El hecho que este sistema de creencias se base en miedo y cobardía es solo una evidencia más de lo falso de sus propuestas. Para mostrar cuán deshonesto es, simplemente veamos uno de sus “trucos” más viejos y comunes. La famosa “apuesta de Pascal”. Esta “apuesta” dice que es más seguro creer en “dios” que no creer, porque si fuera el caso que en realidad existiese, salvaría a los creyentes y enviraría al infierno a los paganazos como yo. Esta gente apela a la cobardía pura!!! No tiene absolutamente NADA que ver con buscar la verdad. Al contrario, es un llamado a abandonar la honestidad e integridad intelectual y pretender que la hipocresía es lo mismo que la creencia misma. Si en realidad existe un dios patriarcal, me pregunto como juzgaría a los cobardes e hipócritas que van a hincársele gracias a esta “apuesta”.

3. El cristianismo es extremadamente egocéntrico.

El profundo egocentrismo de la cristiandad está relacionado con su dependencia en el miedo. Además de los miedos del diablo y el infierno, la cristiandad juega con otro de los miedos más básicos de la humanidad: la muerte, la disolución del ego individual. Tal vez el atractivo más gran

de del cristianismo es su oferta de “vida eterna”. Aunque no existe la más mínima prueba científicamente verificable que apoye esta afirmación, la inmensa mayoría de la gente se siente tan aterrorizada ante la idea de morir, que se aferran a esta premisa insistiendo como niños pequeños, que debe ser cierta. Nietzsche no pudo decirlo mejor: “la salvación del alma, en pocas palabras, el mundo gira a MI alrededor”. (egoísmo puro) Me cuesta ver algo espiritual en esta desesperación, en ese intendo vano a agarrarse


a la ilusión de la inmortalidad personal. Otra manifestación es la creencia que dios se preocupa por nimiedades, y aún más, interviene en la vida de los individuos! Si dios, el creador del universo, se preocupa por si usted puede o no tener una erección, entonces usted debe ser super importante!!!! Algunos cristianos llevan este ego al siguiente nivel y empiezan a decir que “dios tiene un plan para ellos”, y que dios “les habla” e incluso “les hace favores”. En casos menos extremos, vemos por ejemplo a la gente que sobrevive a tragedias naturales decir cosas como “dios quiso salvarme” (al contrario de los otros pobres desgraciados que sí murieron, gracias a dios “el que controla TODAS las cosas”). Nuevamente, no puedo ver nada espiritual en esto.

4. El cristianismo genera arrogancia, una mentalidad de “gente escogida”

Es obvio que aquellos que creen estar en contacto con un ser superior, se sientan a sí mismos superiores a otros. Observando un poco el vocabulario que ellos mismos utilizan nos damos cuenta rapidito de todo esto. Se llaman a sí mismos “El pueblo de dios”, “los escogidos”, “los justos” etc. mientras que los no creyentes son los “paganos”, los “infieles”, los “gentiles”, los “mundanos”, los “comunistas ateos”. De esta manera, se crean una división de la humanidad, en la que el “pueblo de dios” es superior y desde arriba mira con lástima y desprecio a aquellos que no fueron “electos”.


5. El cristianismo es cruel.

A través de su historia, la crueldad (hacia sí mismo y hacia otros) ha sido una de las características más destacadas del cristianismo. Desde su comienzo, con su visión de la vida, su enfermizo énfasis en los pecados sexuales y sus casi imposibles demandas de “pureza” sexual (como si tuviera algo puro el intercambio de bacterias y fluidos corporales), fomentaron la culpa, la verguenza, la penitencia y la auto-tortura.

Ya que la biblia en ningún lugar condena (y más bien apoya) castigos increíblemente crueles (como quemar a la gente viva), no es de sorprender que le den poca importancia al tratamiento cruel hacia otras personas, siempre y cuando eso las “acerque a dios”. Un ejemplo moderno? La Iglesia Bautista de Topeka, en Westboro, Kansas. Sus miembros asisten a los funerales de las víctimas del SIDA y fiestas gay, con carteles que dicen “DIOS ODIA A LOS HOMOSEXUALES” “EL SIDA CURA A LOS MARICAS” y “GRACIAS A DIOS POR EL SIDA” (dios es el creador de todas las cosas, no?)

Esto no debe de sorprendernos del cristianismo, el cual enseña que la tortura eterna es justificable, y que los “salvos” disfrutarán viendo la tortura de los otros. En palabras de Santo Tomás de Aquino:

Para que la felicidad de los santos sea más grande, y que se le puedan dar a dios aún más agradecimiento, se les permite ser testigos de los sufrimientos de los malditos... los santos se alegrarán del sufrimiento de esta gente”


Continuaré en un próximo post este asunto...

3 comments:

rigo said...

Esperaré a la segunda parte, no quiero adelantarme y cagarte el post.

Sin embargo estoy de acuerdo con los cinco puntos.

Saludos.

Carlos Guzman said...

Rigo: no dudo que usted sepa mucho más que yo y tal vez me enseñe muchas cosas que no conozco o que tal vez asumo :-S

¡Esperaré sus comentarios en mi próximo post!

Lou Goubreé said...

Miedo: la inquisición, las cruzadas... la ira de los fanáticos que lean este post y el que viene...