Monday, May 08, 2006

Los "alegres" Samurai...

Hace bastante tiempo que pensaba hacer un post sobre este asunto, y aprovechando que otro lector de este humilde servidor me solicitó información sobre un personaje específico de la historia japonesa (Musashi Miyamoto), voy a tomarme el tiempo para contarles algunas cosas que tal vez ustedes no conocían sobre la "clase samurai".

Occidente y el mismo Japón han perpetuado una imagen de los samurai como la epítome del guerrero. Sin embargo, han obviado un aspecto muy importante (quizás a propósito), y es una conducta que estaba aceptada como una parte del código de conducta samurai. Me estoy refiriendo a las conductas homosexuales de estos guerreros, conocida como "nanshoku" (男色) o "amor masculino". En una sociedad influenciada fuertemente por el budismo traído desde China vía Corea, el papel de la mujer en la sociedad era si acaso el de una "productora de hijos", por lo que los refinados guerreros empezaron a buscar sus ideales de belleza entre los de su misma clase. Una práctica muy común era la de formar una relación maestro-alumno-amante, muy similar al estilo de los grandes filósofos de la Grecia antigua-, en la que el maestro aparte de transmitir los conocimientos de sus técnicas, se entregaban al amor homosexual con sus "jóvenes y lozanos aprendices". Los samurai creían que eran jóvenes de 13 a 19 años los ideales para formar parte de su grupo de "estudiantes" A esta práctica se le llamaba "wakashudo"(若衆道). Esta costumbre de los samurai de promover las relaciones homosexuales tuvo un gran impacto en la cultura del país. Es de ahí que todavía vemos como muchas de las formas de arte japonés tradicional, tales como el teatro Kabuki, o el teatro de máscaras Noh son interpretadas únicamente por hombres, sin importar si sus personajes son masculinos o femeninos, estos últimos llamados "onna-gata" refiriéndose al papel de mujeres que estos toman.

Miyamoto Musashi, quizás el samurai más famoso de todos los tiempos, era conocido por haber "adoptado" un niño para que viviera en su refugio, aparte de otros aspectos bastante extraños (se decía por ejemplo que nunca se bañó, que era un cascarrabias y que su pene era del tamaño de un dedo meñique...

Los samurais buscaban en el amor homosexual el "ideal máximo de la belleza" y decían que sin este, un guerrero olvidaba los valores del coraje y la belleza (muy parecido a los griegos...)

Al final, este comportamiento, así como muchos otros en Japón, fueron suprimidos y reprimidos por la creciente influencia de la cosmovisión cristiana homofóbica de países como los Estados Unidos.

La idea de este post no es degradar a los samurai ni a los homosexuales, sino que los amables lectores de mi blog conozcan las diferencias culturales de civilizaciones completamente distintas y que tienen una manera de ver el mundo y las cosas muy diferente de como nosotros lo hacemos en la actualidad.
*algunos de los datos los tomé de aquí y aquí

20 comments:

GuabaMan said...

Muy interesante el articulo aunque ya me lo había comentado eso en persona.

Ud se ve muy como todo un samurai en esa foto...

Carlos Guzman said...

????? qué insinúa????? jajajajaja

Johanna C said...

Debió de ser muy traumático para esos jóvenes estudiantes el tener que hacerse homosexuales para ser un Samurai y después cuando tengan sus propios estudiantes o aprendices harán lo mismo con ellos. Pero es interesante la cultura y forma de pensar de otros lugares. Por dicha en nuestro país eso no se da sino tendriamos sobrepoblación de homosexuales y las mujeres se verían marginadas aunque no estamos muy lejos de llegar a eso...sin necesidad de tener una escuela de Samirais...

tirasdepapel said...

Amigo, una vez más me das una pinceladota de cultura, estoy segura que Tu lector(*) quedará muy satisfecho con esta nueva información que nos compartes...
No tenía idea de este modo de vida del samurai, por el contrario pensé que eran machistas, tal vez porque (igual que con las geishas) la imagen que nos presentan de ellos en las películas es muy distinta de la realidad, y nos hacen tener una impresión de ellos totalmente errónea.
He escuchado muchas historias de Musashi Miyamoto, gracias a Hybridos (*), quien comparte mi interés por esta cultura, y la verdad en ninguna de estas se hace denotar aspectos culturales tan marcados e impresionantes, y mucho menos descripciones como el diminuto tamaño de su pene (pobrecito!!! jaja)
Muy interesante tu artículo, ahora me gustaría saber del Harakiri (o como se escriba) es otro aspecto que han deformado en películas y demás, a pesar de ser un ritual.
Me encantó la foto tuya desenvainando la Katana... Creo que a Hybridos le va a gustar!!!
Un Abrazo!

GuabaMan said...

Yo no creo que haya sido traumático para ellos, era parte de su cultura me imagino que lo veían como algo normal, parte de esa tradición.

Hybridos said...

Interesantisimo!
Aunque muchos de los detalles que aquí revelas ya los medio conocia ^_^
Una ves escuché la historia de un Samurai del cuál no recuerdo el nombre, el mae era totalmente despiadado con sus adversarios, el nivel de violencia del mae era solamente comparado con la belleza física de este guerrero y cuando hablo de belleza no estoy refiriendome al tipico macho men, el mae se pintaba y vestia como una mujer. Cuando entre las filas de guerreros se podia apreciar un rostro pintado detras de la mascara de samurai, los enemigos temblaban.
De ahi en adelante un personaje gay no solo era un mae afeminado, en muchas ocaciones eran personajes despiadados y muy rudos, como este famoso samurai.

Musashi adopto dos hijos, no estoy seguro de la relacion que hayan tenido, musashi nunca se caso, asi que no me estraña que fuera gay.

Lo de que nunca se baño es un error de traduccion, porque le decian el de la cara sucia, solo que la traduccion tambien quiere decir el de la cara marcada, porque el mae tenia cicatrices de una enfermedad en la piel que le dio cuando era niño (esto es solo un dato que lei, puede ser que esté equivocado).

Mushashi se presentaba constantemente frente a reconocidos senseis y cortes marciales, que no lo hubieran aceptado si no olia a flores ^_^

Wow, fue un viaje interesante, cada ves que leo este blog es como entrar en un templo japonés.

Ventolin said...

Bueniximo man.. ahora falta una parte 2: Hablar de las mujeres samurai

Anonymous said...

Articulo muy interesan y educativo le doy *****, este si vale la pena dedicerle tiempo para leerlo

Atte
El Vecino

Nao said...

Muy interesante! Parece que Usted sabe mucho que los japoneses!!
A través de su blog yo puedo considerar sobre Japón desde otros ángulos :-) pero no me mate ne---!

K@ren_cr said...

Sumamente interesante. A diferencia de Johanna, creo que no era algo que les diera pena, es más pensaría que era de muy machos el asunto y hasta quizás de honores, xq en las culturas distintas hay cosas con más valor y menos rídiculo que acá, o al rato, era un simple requisito al que no le daban importancia.
Gracias Carlos!!

Jaqui said...

Me encanta llegar a un blog y conocer algo que simplemente no me hubiera interesado normalmente, pero que me deja con la espinita de querer ahondar más.

cuk said...

Creo que el próximo Samurai Shodown vendrá patrocinado la Asociación Triangulo Rosa....

cuk said...

...Ya en serio, Carlos, estoy esperando tus sagaces comentarios sobre el cosplay...

Kaos said...

Muy interesante la info. Veré a los samurais no con menos respeto, pero si ahora de manera diferente, más humanos tal vez.

Floriella said...

NO WAY...¡Jamás lo hubiera imaginado!
Interesantísimo el post, la cultura samurai siempre me ha fascinado.

Anonymous said...

zambomba !!!!!!!

Mornatur Ormacil said...

Lo poco que sé de la cultura japonesa me ha enseñado que para ellos la sexualidad ocupa un lugar muy poco prioritario, en cuanto se refiere a la importancia de las preferencias sexuales como parte de la esencia de un ser humano.

Así, pienso que, de hecho, no sería extraño que el concepto de "homosexualidad" sea completamente ajeno para la cultura japonesa tradicional.

De otro lado, las costumbres y tradiciones descritas en el artículo no pueden ser consideradas como la regla general, si bien es cierto que no eran poco comunes.

Anonymous said...

No hay como los ninjas, individuos solitarios, potentes, cuyo arte lo recibían de su padre, sin relación de maricón de por medio... que bueno que en 1877 masacraron a 30.000 samurais, maricones hijos de puta!!!

Luna said...

Un artículo muy interesante la verdad. Ya habia leído algunos puntos referente a esto, por eso no me parece raro, como bien dicen, el tema de la sexualidad en Japón es poco importante. Investigaré mas sobre el tema.

En cuanto al ultimo post, me pregunto por que alguien se toma el afan de ensuciar un buen blog de esta manera, es decir, que si hay algun homofóbico al que no le parezca este artículo, debería dar una opinión lógica e inteligente de su punto de vista, y no escribir la primera tontería que se le cruce por la cabeza, digo no? que por algo somos seres humanos pensantes todos.. o no??

Anonymous said...

no me gusta la sumisión